martes, 30 de agosto de 2011

Odio las despedidas.