martes, 29 de enero de 2013

Pequeño, te escribo todo esto para que sepas todo lo que siento cuando te tengo cerca, cuando me hablas e incluso cuando me miras. Son un conjunto de sensaciones que me hacen volar, me llevan a sitios increíbles  que solo tu has conseguido hacerme disfrutar de todo esto. 
Siento la necesidad de estar contigo a todas horas, hablando, picándote , haciéndome rabiar...  que pienso hacer cualquier cosa por verte siempre feliz, por verte sonreír.Que quizás no estés bien un día y que sientas que te derrumbas que no puedes seguir, pero yo estaré a tu lado, dándote razones y motivos por los cuales seguir adelante, seré como tu mayor soporte, mi objetivo es hacerte feliz y que te levantes cada día con un propósito, que te de igual todo el mundo que pienses en tí, y en mí, en las cosas que te hacen felices, que estoy contigo para lo bueno y para lo malo, que disfrutaré a tu lado tus mayores logros y en tus mayores fraudes estaré para decirte que eres el mejor, y que eres perfecto, que te amo como nunca he amado a alguien, que eres mi motivación de cada día, eres mi mejor sensación, mi sonrisa, mi pensamiento... que para mí todo es nada si no estás conmigo, que estoy aprendiendo contigo el verdadero significado de lo que es el amo.
Que daría mi vida por envejecer a tu lado, siendo felices, ayudándonos y apoyándonos como lo llevamos hecho hasta ahora, eres mi alegría de cada día y quiero hacerte feliz a cada segundo que pasa, porque te merecer tenerlo todo más que nadie. 
¿Sabes qué es lo triste de todo esto? Que nunca leerás esto, que nunca llegará este papel a tus manos, que no quiero que lo sepas textualmente, sino que quiero demostrártelo cada día. Ya no me queda nada más por decirte. Te amo y lo haré el resto de mi vida...