martes, 12 de abril de 2011

Unos dicen que el mundo sucumbira en el fuego,
otros dicen que en hielo.
Por lo que yo he probado del deseo
estoy con los que apuestan por el fuego.
Pero si por dos veces el mundo pereciera
creo que conozco lo bastante el odio
para decir que, en cuanto a destrucción
también el hielo es grande
y suficiente.